viernes, 12 de junio de 2015

Mandar emails a sobre abierto

Supongamos que hay que cerrar un contrato y debemos mandar por correo, nombres, direcciones, importes, números de cuentas y fecha, hora y lugar de firma. A alguien se le ocurriría poner todo esto en un sobre y mandarlo por correo sin cerrarlo ?

Claramente la respuesta es no, nadie con un mínimo de responsabilidad sería capaz de hacer semejante cosa, sabiendo que el sobre lo podría revisar cualquier persona. Sin embargo, ésto es lo que hacemos a diario cuando enviamos y recibimos emails con lo que se llama texto plano, es decir un texto totalmente legible por cualquiera. 

Y cuando decimos cualquiera, puede ser un spyware (programa espía), un hacker o un robot que busca automáticamente palabras claves relacionados con el robo de identidad. La forma de proteger los mensajes es firmarlos y encriptarlos, para que el destinatario sepa de quien viene y solo él pueda abrirlo.

Más allá que la gente no toma conciencia de la gravedad, el problema está en que la gran mayoría se maneja con webmail que no soporta el uso de las claves que se necesitan para utilizar firma digital.

Dentro de una organización generalmente se usan programas de correo cliente, como Microsoft Outlook o Lotus Domino con los cuales si se pueden usar claves, pero lamentablemente tampoco se le presta demasiada atención. 

Como pasa en general, la conciencia que se toma de un problema está en razón directa con los perjuicios que causa y mientras no pase nada, seguiremos mandando sobres abiertos.

Buscar este blog